Una compra, muchas dudas.

De la lista de electrodomésticos que forman parte de nuestro hogar las heladeras encabezan la lista de prioridades. Estos electrodomésticos no solo satisfacen necesidades básicas  como refrigerar alimentos sino que en muchos casos se vuelven parte de la decoración. Poder elegir el equipo que mejor se adecue a las necesidades del hogar llega a ser una decisión muy satisfactoria.

Si bien existen aspectos básicos a tener en cuenta a la hora de elegir una nueva heladera, siempre existe la posibilidad de pasar alguno por alto.

Es importante saber que hay varios tipos de refrigeración. El tipo "frío húmedo" o "cíclico"es el que utiliza una placa que genera frío en el área del refrigerador. Una de las ventajas de este sistema es que mantiene la humedad propia de los alimentos.

El sistema No Frost o Frío Seco es el que impide la formación de escarcha ya que cuenta con ventilación permanente que retira la humedad interna. Además de conocer los sistemas y cuál es el que más te conviene antes de comprar una nueva heladera, sería bueno analizar unos puntos:

  • Ahorro de energía

No solo por la manera en la que podría afectar a la economía, sino por cómo podría afectar al ambiente, es muy importante conocer con que eficiencia energética funciona el equipo. Al momento de comprar heladeras en Paraguay es importante revisar las especificaciones técnicas, las heladeras recomendadas para nuestro clima son las que tienen clasificación climática Tropical, es decir, son eficientes en temperaturas externas de hasta 45 grados a diferencia de las que son Sub Tropical que son eficientes solo hasta 38 grados  y las de clasificación Normal las cuales solo son eficientes hasta 33 grados.

Tener esto en cuenta ayuda a reducir el consumo y optimizar la vida útil de tu heladera.

  • Tamaño

Antes de decidir que heladera comprar hay que calcular el espacio disponible sin olvidarse de que además del ancho y alto hay que tener en cuenta que la puerta necesita un camino libre de obstáculos para abrirse.

Podrían considerarse detalles menores, pero idealmente al elegir la heladera de preferencia es recomendable examinar los estantes. Hay que tener en cuenta si son extraíbles y de que material están hechos, esto podría ser de ayuda a la hora de limpiar el electrodoméstico. Por ejemplo es mucho más sencillo limpiar estantes lisos de vidrio que las tradicionales rejillas metálicas.

  • Obtener la refrigeración ideal

Además del tamaño físico y los otros aspectos ya citados es indispensable conocer la capacidad de la heladera y asegurarse de cuál es la que se necesita ¿Cuántas personas viven en la casa? ¿Cuántos empleados de la empresa utilizan la heladera? Etc.

Se calcula que una de 250 litros neto es suficiente si se vive solo o en pareja, mientras que al hablar de tres o cuatro habitantes la recomendación es que sea una heladera de 360 litros neto en adelante. Cuándo va a ser utilizada en familias o lugares con más de cuatro integrantes la recomendación es una de 600 litros

  • Pedir asesoramiento

Si todavía quedan dudas o para estar 100% seguro de la elección una buena opción es siempre consultar con un asesor que pueda informar sobre características especiales y brindar opciones.